Estrés u otros factores

Nuestro cuerpo es un organismo inteligente que, frente reacciones conflictivas como el estrés, la ansiedad, la depresión o el miedo, entre otros, centra sus esfuerzos en cuidar los órganos vitales desprotegiendo otros menos esenciales como el y liberando sustancias como el cortisol, que pueden acelerar el ciclo capilar provocando su caída. Las personas que han sufrido períodos emocionalmente inestables pueden ver como su pelo se debilita y cae de forma brusca y difusa. Cabe tener en cuenta que el efluvio telógeno tiende a desaparecer cuando desaparece la causa desencadenante, así que un buen tratamiento debe incluir no solamente remedios anticaída sino también ir acompañado de un cambio en el estilo de vida de la persona afectada. Consulta a tu farmacéutico para encontrar los productos más adecuados para tu caso.

Productos recomendados para ti

Pilexil Champú Anticaída

Tratamiento de uso diario con acabado cosmético para frenar la caída del cabello.

Una aplicación diaria durante los 3 primeros meses y luego usar como champú habitual.

Tratamiento indicado para mujeres embarazadas o lactantes.